"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

sábado, 28 de noviembre de 2015

HATHA YOGA por Alicia Souto

ORIGEN
Las raíces del Hatha Yoga se remontan al período védico y prevédico. Su antigüedad prearia puede confirmarse por las figuras de arcilla encontradas en Mohenjo Daro y Harappa. Una de las figuras más destacadas es la de Shiva Pasupati sentado en âsana o postura yóguica. En la literatura posterior encontramos a Shiva considerado como el Señor de los yoguis. Aunque las raíces del yoga puedan ser prearias y aún aborígenes, fueron asimiladas en la literatura védica, como vemos en numerosas referencias. En su aspecto más antiguo, el yoga fue concebido como una técnica para acrecentar los poderes vitales. Este aspecto fue posteriormente desarrollado y perfeccionado por el hatha yoga a través de la introducción de prácticas para controlar los efectos e impacto de la naturaleza.

RELACIÓN CON EL TANTRA
El Hatha Yoga está estrechamente relacionado con la tradición tántrica. El período de desarrollo de la literatura tántrica es muy amplio e incluye distintas tradiciones de los tantras hinduistas como Shaiva, Shakta, Vaisnava, Rudra, Tantras budistas y jainas. Puede afirmarse que la fuente inmediata del hatha yoga son los Shaiva y Shakta Tantras y el gran impulso le fue dado por el Nâtha Sampradaya alrededor del siglo XI a través de sus fundadores: Matsyendranâtha y Goraksanâtha.

DEFINICIÓN
El significado de la palabra hatha se modifica con el correr del tiempo. Durante la época del gramático Panini significaba volver, o maldad, iniquidad. En el Mahabharata se utiliza en el sentido de ausencia de esfuerzo. En Amarakosa y Yoga Vasistha significa fuerza. Hay dos tradiciones del hatha yoga. Una es la de los munis como Markandeya, Marici, Visvamitra, Uddalaka, Bharadvaja, etc. y la otra es la de los yoguis como Matsyendra, Goraksa, etc. Estos últimos son conocidos como nâtha yoguis.
En la literatura de los nâthayoguis “ha” se refiere a Surya (sol) y “tha” a Candra (luna) y su unión se denomina hatha yoga. Surya y candra son también sinónimos de las nâdîs pingalâ e idâ respectivamente. Son también representaciones simbólicas de prâna y apana y su unión en el prânâyâma es un punto característico del hatha yoga según explica Brahmânanda, el comentador del Hatha Pradipika.



PRINCIPIOS FUNDAMENTALES
El sistema del hatha yoga está basado en la teoría de que las corrientes de prâna fluyen con una modalidad particular en nuestro cuerpo, que determinan el estado en que sentimos, pensamos o actuamos. Las corrientes de prâna fluyen a través de canales determinados llamados nâdîs. Los textos tradicionales afirman que en todo ser humano hay setenta y dos mil nâdîs que se entrecruzan o no pero que están en su mayoría interconectadas. Las nâdîs forman plexos en distintas regiones que se denominan cakras o padmas. Todo funcionamiento inadecuado de cuerpo y mente ya sea temporal o de larga duración se considera que se debe a la perturbación en el pasaje de las corrientes de prâna a través de uno o más de estos canales. Así toda perturbación mental tiene una base física en el cuerpo como unidad y todo desorden físico tiene su fundamento en la mente. Las perturbaciones suceden como resultado de alguna anormalidad en las nâdîs. El hatha yoga se ocupa de este problema abriendo el pasaje natural de estas nâdîs para que el flujo de las corrientes pránicas se libere y luego las dirija y regule para producir un cambio adecuado en su funcionamiento. El proceso de apertura de las nâdîs para el libre flujo de prâna se denomina nâdî suddhi y varias técnicas del hatha yoga se utilizan para lograrlo. De acuerdo al Gheranda Samhita todas las prácticas del ghatastha yoga (sinónimo de hatha yoga) están dedicadas a la purificación. Luego de obtener la purificación de las nâdîs (nâdîsuddhi) se indica el modo de dirigir las corrientes pránicas a través de canales particulares y de fijar prâna en puntos específicos. De las nâdîs, las tres más importantes en el hatha yoga son idâ, pingalâ y susumnâ. Se supone que cuando el flujo de prâna circula por cada una de ellas, se producen distintos resultados. El hatha yoga parece estar principalmente relacionado con el establecimiento de un equilibrio dinámico entre idâ y pingalâ y con la facilitación del pasaje de las corrientes pránicas a través de susumnâ. Este equilibrio se establece a través de un largo proceso que constituye la práctica de procesos purificatorios denominados sat kriyas. El tono muscular es equilibrado a través de âsanas o posturas con determinadas características y las disritmias viscerales son corregidas a través de varios prânâyâmas y mudrâs. Así a través de kriyâs, âsanas, prânâyama, técnicas de concentración y meditación, el hatha yoga intenta preparar a la persona para el despertar de la fuerza de kundalinî en ella, y así cambiar la fase de su polaridad dando origen a un estado de conciencia especial que produce felicidad.

RELACIÓN ENTRE HATHA YOGA Y RÂJA YOGA
Estos términos son ampliamente utilizados en el hatha yoga, su relación ha sido establecida claramente por Svatmarama en el Hatha Pradipika. El término raja yoga no ha sido usado para indicar un sistema separado de yoga sino para indicar el estado más elevado que se logra a través del yoga y que se denomina samadhi, unmani, sahajavastha, etc. Y que es el resultado de las prácticas graduales de âsanas, prânâyâmas, mudrâs, concentración, etc. El propósito del hatha yoga es llegar al estado de raja yoga. El hatha yoga es como una escalera para llegar al raja yoga, afirma Svatmarama en el Hatha Pradipika. Así, la relación entre hatha y raja yoga es la de los medios y el fin, y ambos son complementarios.

APROXIMACIÓN CIENTÍFICA
En el sigo XX se ha investigado el hatha yoga por científicos ya sea del campo de la fisiología, medicina o psicología. El primer intento de estudiar científicamente las prácticas del hatha yoga fue hecho por Svami Kuvalayânanda en Lonavla, India. Trató de dar bases científicas para las prácticas explicando su racionalidad utilizando estrictamente métodos científicos. Explicó por primera vez la fisiología de las prácticas. A partir de 1950 también se hicieron estudios sobre el hatha yoga y sobre la meditación en varias universidades y laboratorios de investigación. Actualmente el hatha yoga es más popular debido a su comprensión racional y su contribución para el mantenimiento de la salud de cuerpo y mente. El aspecto terapéutico se ha hecho popular por su potencialidad para tratar con éxito los problemas de salud que provienen del modo estresante de vida actual. Numerosas observaciones científicas e informes clínicos destacan la utilidad terapéutica de las técnicas del hatha yoga en ciertos desórdenes psicosomáticos. Actualmente el yoga se practica para la prevención y mantenimiento de la salud y para tener bienestar psicofísico. Hay informes científicos sobre los efectos benéficos del hatha yoga sobre varios sistemas, como el cardiovascular, respiratorio, digestivo y neuroendócrino. También se indican resultados favorables con relación a condiciones psicológicas. Estas prácticas inducen la estabilización de los procesos reguladores del organismo. El mecanismo a través del cual se producen estos resultados parece ser: 1º influencia directa sobre los órganos, 2º influencia a través de sistema nervioso autónomo por la reducción del tono simpático y promoción del tono parasimpático, llevando al equilibrio, 3º influencia a través de sistema nervioso central por el control voluntario sobre el sistema somático.




HATHA YOGA EN LA SÍNTESIS DEL YOGA
El hatha yoga fue mal comprendido en el pasado. Si consideramos los distintos niveles del desarrollo personal y el interés y capacidades variados de un individuo, podemos comprender la posición del hatha yoga. Para los que están confundidos sobre la naturaleza variada del yoga, Svatmarama dice que hatha yoga provee un camino sistemático para el propio desarrollo espiritual. De acuerdo al Hatha Pradipika es como un sostén para los que están involucrados en la práctica de todo tipo de yoga. Las técnicas del hatha yoga están basadas en la integración de cuerpo, mente y espíritu, y por lo tanto están al alcance de todo aspirante.

UTILIDAD EN EL ASPECTO RELIGIOSO
Toda religión utiliza a la meditación como práctica fundamental. Para obtener éxito en esta práctica se debe crear una base psicofisiológica adecuada, seleccionando técnicas como âsanas, prânâyâma, dharanâ. Estas prácticas que por naturaleza no son religiosas, pueden proveer una base para la síntesis de las religiones del mundo.

PERSPECTIVAS FUTURAS
Cada época y cultura tienen su propia característica e impacto. El hatha yoga es tomado seriamente actualmente por la ciencia y enfrenta con esperanza el desafío de la investigación científica. La perspectiva más amplia del hatha yoga tiene la posibilidad de trascender cualquier obstáculo que se ponga en su camino. Es una disciplina experiencial, de libre pensamiento, que requiere autodisciplina.


Fuente: "El Yoga de la Purificación, Traducción y comentario del Gheranda Samhita" de Alicia Souto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...