"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

viernes, 1 de noviembre de 2013

DHYANA YOGA - La Meditación según Swami Sivananda - part 2

Consejos para la meditación

Retírate a un lugar tranquilo o una habitación donde no temas ser interrumpido, de modo que tu mente pueda sentirse completamente segura y descansada. No siempre se puede tener la condición ideal. En ese caso, debería ser la mejor que puedas lograr. Debes estar solo en comunión con Dios.

Nunca luches con la mente. No tiene sentido el esfuerzo violento en concentración. Relaja todos los músculos y nervios. Relaja el cerebro. Calmadamente piensa en tu Ishtam. Lentamente repite tu Guru Mantra con Bhava y consciente del significado. Aquieta la burbujeante mente. Silencia los pensamientos.

No hagas esfuerzos violentos por controlar a la mente, más bien déjala correr por un tiempo y que agote sus esfuerzos. Al principio, aprovechará la oportunidad y saltará como un mono sin cadena; gradualmente se calmará y te mirará esperando tus órdenes. Puede llevar un tiempo amansarla, pero cada vez que lo intentes, vendrá a ti en menor tiempo.


 Sivananda & Vishnu Devananda



Ten un pensamiento de fondo, ya sea concreto de tu Ishta Murti junto con el Mantra o un trasfondo abstracto de la idea de Infinitud con OM si eres un estudiante de Jñana Yoga. Esto destruirá todos los otros pensamientos mundanos y te llevará a tu fin. Por la fuerza del hábito, la mente descansará inmediatamente en este trasfondo cuando la liberes de las actividades mundanas.

Una y otra vez retira la mente de los objetos mundanos cuando se aleje del Lakshya y fíjala allí. Este tipo de lucha continuará por algunos meses.

Si entran malos pensamientos en la mente, no uses la fuerza para sacarlos. Sólo perderás energía. Solamente pondrás a prueba tu voluntad. Te cansarás. Cuanto mayor sea el esfuerzo que hagas, más pensamientos malos volverán con fuerza redoblada. También volverán más rápidamente. Se fortalecerán. Sé indiferente. Mantente tranquilo. Pasarán pronto. O sustitúyelos con buenos pensamientos opuestos (método de Pratipaksha Bhavana). O bien ruega o piensa en la imagen de Dios y el Mantra una y otra vez, con tenacidad.

Salpica agua fría en la cara para ahuyentar la somnolencia. Párate por 15 minutos. Ata el mechón de cabello con un hilo a un clavo. Tan pronto como empieces a cabecear, el hilo te tirará hacia arriba y te despertará. Hace las veces de madre. O bien descansa en una hamaca improvisada por 10 minutos moviéndote de un lado a otro. Haz de 10 a 12 Kumbhaka Pranayamas suaves (retención del aliento). Practica Shirshasama (postura sobre la cabeza) o Mayurasana (postura del pavo real). Por la noche, toma leche y come frutas solamente. Mediante estos métodos puedes combatir el sueño. Da un paseo durante 10 minutos. Si viene el sueño, mantén la luz prendida.

Sé cuidadoso en la selección de tus compañías. Abandona las visitas de conversación. Habla poco. Observa Mauna por dos horas diariamente. No te mezcles con personas indeseables. Lee libros buenos, inspiradores y religiosos. Si no puedes obtener buena compañía directa, esta es buena compañía indirecta. Ten Satsanga, asociación con los sabios. Estos son auxiliares para la meditación.

Cuando los deseos surjan en la mente, no trates de satisfacerlos. Recházalos tan pronto como surjan. Así, mediante la práctica gradual, los deseos pueden ser reducidos. Las modificaciones de la mente también disminuirán mucho, porque cuando se agota el combustible de los deseos, el fuego del pensamiento también se extingue lentamente.

No sacudas el cuerpo innecesariamente. Sacudiendo el cuerpo muy seguido, la mente se perturba. Tampoco rasques el cuerpo a cada rato. El Asana debe ser firme como una roca. Respira lentamente. No cambies de postura muy seguido. Siéntate en el mismo lugar, a la misma hora todos los días. Ten la actitud mental correcta según te haya enseñado tu Guru.

Toda idea que ocupa la mente en exclusividad es transferida al estado físico o mental. Si llenas tu mente con la idea de Dios y Dios solamente, entrarás en el estado de Nirvikalpa con rapidez. Satura la mente con pensamientos sobre Dios.

Cuando enciendes un fuego, apilas paja, trozos de papel y finos leños. El fuego se extingue rápidamente. Lo soplas otra vez varias veces con la boca o con una cerbatana. Después de cierto tiempo, comienza a arder una llamarada. Difícilmente puedas apagarla entonces aún con grandes esfuerzos. Así también, al comienzo de la meditación, algunos neófitos salen de la meditación y entran en sus viejos recorridos mentales. Tendrán que elevar su mente una y otra vez, y fijarla en su Lakshya. Cuando la meditación se vuelve profunda y firme, eventualmente ellos se establecen en Dios. Entonces, la meditación se vuelve Sahaja (natural). Se vuelve habitual. Usa la cerbatana de Tivra Vairagya y de la intensa meditación para encender el fuego de Dhyana.

Muy a menudo, cierta depresión aparece en los neófitos durante la meditación debido a la influencia de Samskaras, entidades astrales, malos espíritus, mala compañía, días nublados, problemas estomacales e intestinos recargados. Debe ser eliminada rápidamente mediante pensamientos alegres, una rápida caminata, el canto, la risa, la plegaria, la práctica de Pranayama, una purga y una dosis de una mezcla carminativa.

Si una abeja encuentra que sus patas están atascadas en la miel, lentamente lame sus patas varias veces y luego vuela con regocijo. Así también apártate, mediante Vairagya y meditación, del apego mental al cuerpo y los hijos (fuertemente desarrollado como miel debido a Raga y Moha), aléjate con regocijo de esta jaula de carne y hueso, y dirígete al origen, Brahma o el Absoluto.

Aclara tus ideas una y otra vez. Piensa claramente. Ten un pensamiento recto, profundo y concentrado. Haz introspección en soledad. Purifica tus pensamientos a un grado considerable. Calma los pensamientos. Silencia la ebullición de la mente. Así como en una clínica de cirugía, el asistente del cirujano permite que entre sólo un paciente al consultorio y la sala de operaciones del hospital, también tendrás que permitir que sólo una onda de pensamiento se eleve en la mente y descienda lentamente. Luego, permite que entre otro pensamiento. Aleja todos los pensamientos extraños que no tengan nada que ver con el tema en cuestión. Un control eficiente de los pensamientos mediante la práctica prolongada es una gran ayuda en la meditación.

Vikshepa es un gran obstáculo en la meditación. Murti-Upasana, Pranayama, Trataka, canto de un Dirgha Pranava (Om largo), Manana, Vichara y las plegarias eliminarán este serio impedimento. Vikshepa agita la mente. Debes destruir los deseos. Deja de planificar y proyectar. Detén todo Vyavahara y Pravritti por un tiempo.

Tendrás que observar muy cuidadosamente si permaneces estacionado en el sendero espiritual incluso después de muchos años de práctica o si estás progresando. Algunas veces puede que retrocedas o caigas si no eres vigilante y cuidadoso, si tu Vairagya (desapego) mengua o flaqueas en meditación. Puede aparecer una reacción.

Algunos practican meditación por un período de quince años y aún así no hacen ningún progreso espiritual. ¿Por qué? Eso se debe a la falta de fervor, de Vairagya, de un anhelo entusiasta por alcanzar la liberación y de una Sadhana intensa y constante. Eres dominado por Viparita Bhavana (concepción errónea de que el cuerpo es el Ser y de que el mundo es una realidad sólida) y Samshaya Bhavana (duda). Así como el agua se filtra por los huecos hechos por las ratas en los campos de agricultura, también la energía se gasta yendo por los canales equivocados por medio de Raga (atracción) por los objetos y los deseos sutiles y ocultos que están al acecho. Los deseos suprimidos también se manifiestan y te acosan. Te vuelves una víctima inconsciente de esos deseos.

Cuando avances en la práctica espiritual, será muy difícil para ti hacer al mismo tiempo ambas cosas, meditación y trabajo diario en la oficina o tribunales. Porque la mente estará sometida a una doble tensión. Durante Dhyana, trabaja en diferentes surcos o canales con diferentes Samskaras. Encuentra muy difícil ajustarse a las distintas clases de actividades desagradables, tan pronto como baja de un estado elevado de pensamiento sublime. Ahora, la mente tiene que moverse en un polo diametralmente opuesto. Tiene que trabajar en diferentes surcos y canales. Tantea en la oscuridad. Está desconcertada, confundida y perpleja. Habrás notado, cuando vas a un lugar desconocido, cómo la mente se confunde incluso en las cuestiones comunes de la vida diaria, en cuanto a comida, baño, descanso o atender el llamado de la naturaleza.

Cuando te sientes nuevamente a meditar por la noche, tendrás que luchar duramente para borrar los nuevos Samskaras mundanos que acumulaste durante el curso del día y lograr que la mente se calme y se concentre otra vez. Esta lucha genera dolor de cabeza. El Prana que se mueve hacia el interior en distintos surcos y canales, y que es sutil durante la meditación tiene que moverse en nuevos canales diferentes durante las actividades mundanas. Durante el trabajo, se vuelve muy grosero. Durante la meditación, el Prana se eleva a la cabeza.

Corresponde, por lo tanto, que los practicantes de Yoga que sean Grihasthas (hombres de familia) dejen todas las actividades mundanas. Cuando avanzan en meditación, si quieren avanzar más y son realmente sinceros, se sentirán forzados a dejar todo trabajo. El trabajo es un obstáculo en meditación para los practicantes de Yoga avanzados. Esa es la razón por la cual el Señor Krishna dice en el Guita (VI – 3): “Para un sabio que está buscando Yoga, se dice que la acción es el medio; para el mismo sabio, cuando está establecido en Yoga (el estado de Yoga Arudha Sthiti), se dice que serenidad (Shama) es el medio”. El trabajo y la meditación se vuelven absolutamente incompatibles como lo ácido y lo alcalino, o el fuego y el agua, o la luz y la oscuridad. Algo más, ¡Oh Saumya! Los aspirantes necesitan un Maestro espiritual o Guru (pero no aparentes Gurus). “Conoce esto postrándote, preguntando y sirviendo. El sabio que ha experimentado la Verdad te instruirá en ese conocimiento” (Guita, IV – 34).

Algunos meditan en forma independiente por algunos años. Más tarde sienten una intensa necesidad de un Guru. Enfrentan muchos obstáculos en el camino. No saben cómo seguir avanzando y cómo sortear estos impedimentos u obstáculos. Entonces comienzan a buscar un Maestro. Un extraño en una gran ciudad encuentra difícil volver a su residencia en una pequeña avenida incluso a plena luz del día, aún si ha hecho el recorrido media docena de veces. Si surge la dificultad en el caso de encontrar el camino en calles y rutas, ¡qué decir del sendero espiritual que se asemeja al filo de una navaja y que uno camina solo y con los ojos cerrados!

Los siguientes son los beneficios que obtiene el estudiante de Yoga cuando practica meditación sistemáticamente: Shanti (paz), Santosha (contentamiento), coraje, un peculiar Ananda (felicidad), un estado mental inmutable ante las dificultades mundanas, Nishchala Sthiti (firmeza), inspiración, percepción intuitiva, cualidades sáttvicas y ausencia de ira, de egoísmo y de Raga-Dvesha.

Observa cada pensamiento muy cuidadosamente. Ahuyenta los pensamientos inútiles de la mente.

Tu vida debe coincidir con la meditación. También debes mantener tu meditación durante el trabajo.

No permitas que la mente se mueva por los viejos surcos y canales. Cuando cae durante la meditación, elévala otra vez. Genera nuevas vibraciones y ondas de pensamientos divinos. Ora. Repite los Guita Shlokas.

No fortalezcas los malos pensamientos pensando constantemente en ellos. Refrénalos. Sustitúyelos por pensamientos sublimes.

Se gasta energía inútilmente pensando. Conserva la energía mental alejando los pensamientos inútiles y odiosos. Entonces progresarás en la meditación.

El control de los pensamientos es un sine qua non. No debes desperdiciar ni siquiera un solo pensamiento.

Purifica los pensamientos. Silencia la mente burbujeante. Aquieta la mente. Silencia los pensamientos. Controla las tendencias o energías extrovertidas de la mente. Reúne todos los pensamientos dispersos.

La meditación da mucha fuerza espiritual, paz, nuevo vigor y vitalidad. Es el mejor tónico. Si un meditador se irrita a menudo, eso muestra que no está haciendo una buena meditación ininterrumpida. Hay algo que está mal en su Sadhana, en su contemplación.

Llena la mente una y otra vez con pensamientos Sáttvicos, divinos. Se formarán nuevos surcos y avenidas. Así como la púa de un gramófono traza un pequeño surco en el plato, el pensamiento Sáttvico trazará nuevos surcos en la mente y el cerebro. Se formarán nuevos Samskaras.

La meditación desarrolla pensamientos fuertes y puros. Las imágenes mentales se vuelven claras y bien definidas. Se arraigan bien los buenos pensamientos. Cuando se clarifican las ideas, la confusión se desvanece.

El Señor Jesús dice, “Vacíate y Yo te llenaré”. Esto corresponde a la enseñanza de Patañjali Maharshi, “Yogah chitta vritti nirodhah” – “Yoga es el control de todas las modificaciones de la mente”. Este proceso de vaciar o “poner la mente en blanco” es sin duda una disciplina dura. Pero la práctica continuada intensa lo vuelve exitoso. No hay duda acerca de ello.

Así como cultivas en tu jardín jazmines, rosas, lirios, orquídeas y flores para el templo, deberías cultivar las flores de los pensamientos de paz, amor, compasión, bondad, pureza, etc., en el vasto jardín de tu Antahkarana. Mediante la introspección, tendrás que regar este jardín de la mente con meditación y pensamientos sublimes, y quitar la mala hierba de los pensamientos vanos, inútiles y discordantes.

Así como un dulce perfume emana continuamente de una varillita de incienso, también el dulce perfume y la refulgencia divina (Brahma Varchasa, Aura Brahmánica magnética o Tejas) emanan continuamente del rostro de un aspirante que practica meditación regular y constante.

No acumules en tu cerebro información innecesaria. Aprende a despreocupar a la mente. Olvida todo lo que hayas aprendido. Todo eso es inútil para ti ahora. Sólo entonces podrás llenar tu mente con pensamientos divinos en meditación. Obtendrás nueva fuerza mental.

Prana es el abrigo para la mente. Las vibraciones de Prana psíquico sutil dan surgimiento a la formación de pensamientos. Mediante Pranayama puedes mejorar en la meditación, ya que aquieta la mente.

Aquellos que practican meditación tienen un rostro calmo, sereno y encantador, una voz dulce y ojos lustrosos y brillantes.

Así como es totalmente inútil sembrar en un suelo rocoso o un terreno salitre, también es infructuosa la meditación hecha sin Vairagya.

Del mismo modo en que el agua que, en vez de correr por los canales apropiados en los campos de cultivo, se filtra por los agujeros hechos por las ratas se convierte en un desperdicio y no ayuda al crecimiento de las plantas, los árboles frutales, los granos, etc., también se convierten en un desperdicio los esfuerzos hechos por un aspirante en meditación si no tiene la virtud de Vairagya. No obtiene ningún progreso en meditación.

Si dejas jugo de limón o de tamarindo en una taza de oro, no se estropea ni se mancha. Si lo dejas en una vasija de latón o cobre, inmediatamente se arruina y se vuelve tóxica. Así también, si hay algunos Vishaya Vrittis (pensamientos sensuales) en la mente pura de una persona que practica meditación constante, no la corromperán ni inducirán Vikara (excitación pasional). Si hay pensamientos sensuales en personas de mente impura, ellos causan excitación cuando se cruzan con objetos sensuales.

Un orfebre convierte 10 quilates de oro en 15 quilates de oro puro agregando ácidos y quemándolo varias veces en el crisol. Así también, tendrás que purificar tu mente sensual mediante la concentración, la reflexión en las palabras de tu Maestro espiritual y las oraciones de los Upanishads, o mediante la práctica de la meditación, el Japa o la repetición silenciosa del Nombre de Dios, etc.

Al comienzo de la meditación aparecen en la frente luces de distintos colores tales como rojo, blanco, azul, verde o una mezcla de rojo y verde claro. Estas son las luces Tanmátricas. Cada Tattva tiene su propio color. Prithvi Tattva tiene color amarillo. Apas tiene color blanco. Agni tiene color rojo. Vayu tiene color gris. Akasha tiene color azul. Las luces coloreadas son debidas a esos Tattvas solamente.

Algunas veces, durante la meditación, aparecen enfrente de la frente destellos semejantes a un gran sol, una luna o un relámpago. Evítalos. Trata de ahondar en el origen de esas luces.

Algunas veces los Devatas, Rishis o Nitya Siddhas aparecen en meditación. Recíbelos con honor. Inclínate ante ellos. Te aconsejarán. Aparecen ante ti para ayudarte y darte aliento.

Cuando hay un solo Vritti, alcanzas el Savikalpa Samadhi. Cuando este único Vritti también muere, alcanzas el Nirvikalpa Samadhi.

En Samadhi, el Triputi (la tríada de conocedor, conocimiento y objeto de conocimiento) se desvanece. El meditador y el objeto de meditación, el pensador y el objeto pensado de vuelven uno e idéntico. No hay meditación en Samadhi. Se interrumpe. Dhyata (el meditador) y Dhyana (la meditación) se sumergen en Dhyeya (el objeto de meditación).

Practica Shirshasana durante 5 minutos a las 4 A. M. Luego siéntate y medita, tendrás una maravillosa meditación.

Antes de meditar, practica 20 Kumbhakas suaves. Luego siéntate para la meditación. El Pranayama aleja Tandra y Alasya (somnolencia y pereza), y aquieta la mente.

Vive de leche y frutas solamente durante una semana. Tendrás una hermosa meditación. Esta dieta te hace liviano y Sáttvico. A la noche, asegúrate de tomar medio vaso de leche solamente. Tendrás una buena meditación. Puedes superar el sueño con bastante facilidad. La comida pesada a la noche genera somnolencia rápidamente.

Los principiantes se sacudirán en meditación. Puede que se sacuda la cabeza, los pies, las manos, los brazos, los antebrazos y el tronco. Las personas tímidas se alarman innecesariamente por esto. No es nada. La meditación genera cambios en las células del cerebro, los nervios, etc. las viejas células son reemplazadas por nuevas células vigorosas. Se llenan de Sattva, se forman nuevos surcos o canales en la mente y el cerebro para que fluyan las corrientes de pensamiento Sáttvico. Por lo tanto, los músculos se agitan un poco. Sé valiente y audaz. El coraje es una virtud y calificación importante para los aspirantes. Cultiva esta cualidad positiva.

Lo positivo supera a lo negativo. Un pensamiento positivo aleja a otro negativo. La unidad aniquila la separación. La magnanimidad destruye la mezquindad (celos). La generosidad aleja la avaricia y la codicia. Mantente siempre positivo. Tendrás maravillosas meditaciones.

Cuando ves las flores en un árbol de mango, sabes muy bien que pronto tendrás mangos. Del mismo modo, si tienes Shanti en tu mente, es seguro que muy pronto tendrás una buena meditación y el fruto de Jñana.

Las cosas semejantes se atraen. Esta es una gran ley. Mantén buenos pensamientos. Practica meditación. Atraerás a Sadhus, Yoguis y Siddhas. Te beneficiarás con sus vibraciones. Tus nuevas vibraciones espirituales los atraerán.

No más palabras. Basta de discusiones y debates acalorados. Retírate a una habitación solitaria. Cierra los ojos. Ten una meditación profunda y silenciosa. Siente Su Presencia. Repite Su Nombre Om con fervor, regocijo y amor. Llena tu corazón con Prema. Destruye los Sankalpas, pensamientos, caprichos, fantasías y deseos cuando surjan en la superficie de la mente. Repliega la mente errante y fíjala en el Señor.

Nishta, meditación, se volverá profunda e intensa. No abras los ojos. No te muevas de tu asiento. Sumérgete en Él. Bucea profundamente en las cavernas del corazón. Húndete en el Atman brillante. Bebe el néctar de la Inmortalidad. Goza del silencio. ¡Oh hijo del Néctar! Te dejaré allí solo. Regocíjate, regocíjate. Paz. Paz. Silencio. Silencio. Gloria. Gloria.


 Sivananda


Algunas experiencias en meditación

Cuando logras vislumbres del Ser, cuando vez una luz resplandeciente o tienes alguna otra experiencia espiritual extraordinaria, no te asustes. No dejes la Sadhana. No la confundas con un fantasma. Sé valiente. Marcha audazmente con alegría.

Siéntate en una postura apropiada. Cierra tus ojos. Imagina que nada existe. Luego imagina que sólo está Dios en todas partes.

Al comienzo de la meditación y la concentración, verás en el entrecejo una luz resplandeciente e intermitente. Esto durará por medio minuto o un minuto, y luego desaparecerá. La luz destellará desde arriba o desde los costados. Algunas veces verás un sol de de unos 15 o 20 centímetros de diámetro con o sin rayos. También verás la forma de tu Guru o Upasya (Murti) (Ishta Devata).

Si quieres entrar en Samadhi rápido, corta toda conexión con amigos, parientes, etc. Observa Akhanda Mauna por un mes. Vive solo. Come poco pero comida nutritiva. Vive sólo de leche. Sumérgete en meditación profunda. Profundiza. Estarás inmerso en Samadhi. Practica constantemente. Sé cuidadoso. Usa tu sentido común. No tengas luchas violentas con la mente. Camina solo. Deja el estudio. Trata a la mente muy amablemente. No leas periódicos. No escribas cartas a nadie.


Fuente: "Lecciones Espirituales" - Sri Swami Sivananda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...