"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

sábado, 13 de abril de 2013

EL PROPÓSITO DE LA MEDITACIÓN - Swami Paramahansa Satyananda Saraswati



¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE LA MEDITACIÓN?

Alguna gente proclama que es una forma de realización personal y de fusionar la conciencia individual con una conciencia más elevada. En mi humilde opinión este objetivo es demasiado elevado, el resultado de un error de la psicología de la mente humana. El objetivo de la meditación es la realización personal, pero muy poca gente puede enseñarla con ese sentido, muy poca gente puede aprenderla con ese sentido y menos aún pueden practicarla. Hasta que la mente no esté sana, y las inhibiciones subyacentes y errores de la personalidad sean completamente subsanados, no es recomendable tomar la práctica de la meditación para la expansión de la conciencia cósmica. De este modo tiende a convertirse en una auto-hipnosis.


EL BIENESTAR HUMANO


Quiero hablar del yoga en relación al bienestar humano, no a la conciencia divina. La conciencia espiritual debe ser el “summum bonum” de la vida, pero es demasiado pronto para nosotros pensar en eso, porque aún no estamos sanos. No sólo sufrimos de enfermedades físicas crónicas, sino también de la enfermedad de la mente. No estamos concientes de las tensiones profundas que guían el comportamiento humano. Las aflicciones individuales y los dolores subyacentes en nuestras vidas están guiando el destino del mundo. La inquietud y la falta de paz en el mundo es el resultado de la enfermedad de la mente del hombre. Tiene que haber alguna manera de curar esta enfermedad, algún método de desarrollar un ambiente sano en la sociedad, la comunidad, la familia y también en la mente individual. 
La religión ha fallado, los programas económicos también han fallado en traer paz a la humanidad y en resolver los problemas del individuo, la comunidad y la sociedad. Los problemas empiezan en el individuo, y sólo pueden ser resueltos por el individuo.

 Swami Satyananda en sarvangasana


¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN?


Si estamos de acuerdo en que la meditación es una ciencia de la mente y no una ciencia de Dios, si acordamos que es un sistema de reorientación de la personalidad humana como un todo y no algo puramente físico, si acordamos que es un sistema a través del cual podemos erradicar el sufrimiento individual, las aflicciones invisibles y las tensiones a nuestro alrededor, en el cuerpo físico, mental y emocional, entonces sigamos adelante con el tema.
Nuestro comportamiento, acciones, pensamientos, y reacciones están guiados por el alma, por la
conciencia. Esta conciencia no es pura, trabaja en asociación con la atmósfera, las condiciones
ambientales, etc. Como resultado, las tensiones se apilan en las diferentes esferas de nuestra personalidad y no somos concientes de ello. Por ello sufrimos de insomnio, inhibiciones, delincuencia juvenil, anarquía sexual, ansiedad, odio, preocupaciones, etc.


Entonces buscamos paz y serenidad, pero la paz no viene del exterior, la serenidad no puede ser implantada. Son resultado de un desarrollo, pero no conocemos el desarrollo real.
La meditación es un sistema a través del cual somos capaces de liberarnos de las tensiones y al mismo tiempo analizar los errores psicológicos profundamente arraigados.
Después de examinar los diferentes movimientos de meditación alrededor del mundo, lamento decir que la gente no sabe para qué es la meditación. Concentrar la mente en un punto en particular no es meditación. Desarrollar conciencia interna no es meditación.


ELIMINANDO TENSIONES


El primer paso hacia la meditación es la relajación. No es la relajación en la que te acuestas, cierras los ojos, y te sientes a ti mismo volviéndote más liviano, más contento y demás. Este método de auto-sugestión es el método hipnótico. En yoga, el proceso de relajación es en realidad un proceso de retracción. Lo que Patánjali llama pratyahara, retirar la conciencia externa, o disociar la conciencia de los objetos externos; eso es la relajación. No puede ser completa a menos que hayas relajado todas las tensiones dentro del sistema.
Las tensiones son físicas, mentales y emocionales. El desequilibrio en las secreciones hormonales (producto de un modo de vida inapropiado, un tipo de respiración inapropiado, etc.), puede causar tensiones. Las tensiones no son necesariamente debido a problemas psicológicos de la sociedad o al desajuste emocional de la familia. Por eso, en yoga, asana y panayama se realizan primero, para liberarse de las tensiones musculares y físicas, para eliminar las toxinas del cuerpo y, al mismo tiempo, equilibrar las secreciones hormonales. Por ejemplo, el exceso o la falta de secreción de las hormonas de la glándula pituitaria, de las hormonas sexuales, de la adrenalina o de la tiroxina, tiene una gran influencia en nuestro comportamiento y modo de pensar. 

Estas tensiones se pueden eliminar por la práctica de hatha yoga. Asana y pranayama no son solamente ejercicios, y se deben llevar a cabo con gran cuidado. Investigaciones científicas realizadas en Rusia, Polonia, India, Francia y Alemania han mostrado que todo el sistema endocrino se ve sumamente influido durante la práctica de asana. Como resultado, las toxinas son eliminadas y se libera la energía bloqueada. Por lo tanto, asana y pranayama quitan las
tensiones musculares y luego las tensiones mentales, que son las tensiones principales.

El pensamiento excesivo, incorrecto o vicioso que tenemos en nuestra vida cotidiana, causa estas tensiones mentales. Para eliminarlas, debemos practicar la relajación, un proceso en el cual retiramos nuestra conciencia. Una vez que la retracción o negación de la conciencia tuvo lugar, el segundo paso es la expansión de la conciencia.
O sea que todo el proceso está dividido en dos etapas: negación y expansión. En el proceso de negación, hay diferentes técnicas para retirar o calmar las tensiones creadas por el sistema visual, el sistema auditivo y el sistema nervioso, y también técnicas para eliminar las tensiones creadas por las deficiencias funcionales internas.


RELAJACIÓN Y MEDITACIÓN

Cuando practicamos meditación o relajación, necesitamos tener una técnica. No todas las técnicas son adecuadas para cualquier persona, pero muchas prácticas pueden ser llevadas a cabo sin ninguna dificultad o riesgo. La más fácil es ajapa japa: la toma de conciencia espontánea de japa mientras el practicante se concentra en la respiración. Cuando te concentras en la respiración, tratas deformular un proceso ascendente y descendente. Así el proceso la conciencia se retira, el área de experiencia es reducida. La conciencia funciona en un área limitada y a partir de ese momento empiezas con un símbolo. Tú tienes una imagen, tienes un centro. Intentas desarrollar una conciencia psíquica, interna, mental, no sensorial, clara y definida de ese símbolo. Este símbolo debe volverse claro para ti. Debes ser capaz de verlo concientemente para lograr completa relajación. No es suficiente sólo visualizar la mente subconsciente. El yoga cree que en meditación debes ser capaz de ver la mente conciente, la mente subconsciente y también la mente inconsciente, lo cual es muy difícil.
En el momento en que se alcanza a experimentar la personalidad inconsciente, la completa relajación tiene lugar. Hay momentos durante el sueño profundo en que te vuelves conciente de la mente inconsciente, y luego de eso te sientes completamente relajado. En la ciencia del yoga, se cree que cuando la conciencia es separada de la mente conciente, subconsciente e inconsciente, y la conciencia individual funciona independientemente de estas tres dimensiones, la relajación tiene lugar y la meditación comienza.La meditación nunca puede comenzar antes de la relajación, y la relajación es lo más difícil. Quizás piensas que la meditación es difícil, pero no lo es. La meditación es alcanzada espontáneamente. La meditación llega a tí, y no tarda demasiado tiempo. Pero para desarrollar este estado espontáneo de meditación, es necesario pasar por todo el proceso de relajación.

PERCEPCIÓN DE LA CONCIENCIA

En Yoga este proceso es llamado pratyahara y dharana. Pratyahara significa retirada de la conciencia, y dharana significa un modo particular de concebir la conciencia. Tú eres tu conciencia; tú ves tu conciencia, pero es una percepción interna. Puede ser una piedra redonda, un triángulo, una flor, o cualquier cosa, pero debes ser capaz de verlo. El objeto que ves dentro de ti no es imaginación, es una forma de tu conciencia.
El triángulo que ves dentro está hecho de tu conciencia, la misma a través de la cual tú me entiendes. Es la misma conciencia a través de la cual yo soy capaz de hablarles sobre Yoga, la misma conciencia a través de la cual tú sabes lo que está bien, a través de la cual tu intelecto funciona. Es la misma conciencia que se manifiesta en el día a día en la forma de memoria, la misma que te permite entender el odio y el amor. No es imaginación o una hipótesis; sino una fuerza, un darse cuenta, un instrumento de conocimiento, un medio de entendimiento, la sustancia de la percepción.
Es esta conciencia que es retirada de los objetos, del conocimiento intelectual, de la experiencia y la memoria del pasado, del conocimiento de lo que está bien y mal.
Cuando ella es disociada de las diferentes fuentes de percepción, pero al mismo tiempo se vuelve clara para ti en la forma de un triángulo, una flor, una piedra, una luz o un animal, entonces eso significa que estás viendo tu propia conciencia. Esto es el secreto fundamental del yoga y la meditación.


AGOTAR LAS IMPRESIONES SUBLIMINALES

La meditación, entonces, es un proceso en el cual tú ves tu propia conciencia. La conciencia se ve a sí misma y a través de sí misma. Tu experimentas un proceso de auto-percepción, no de auto-análisis. En este punto la meditación supera el psicoanálisis y la psicología moderna. No te analizas a ti mismo, te ves a ti mismo. 
¿Cómo te ves a ti mismo? Te ves bajo la forma de un triángulo; el triángulo se desvanece y es remplazado por las imágenes de tu personalidad psicológica. 
Cientos y miles de imágenes aparecen, como en un rollo de película. No ves objetos y escenas de la vida real, como los has experimentado hasta ahora; quizás ni siquiera ves las personas que conoces en esta vida. Verás aquellas imágenes que representen tu conciencia, tus instintos y tus impresiones subliminales. Verás las cosas que han estado causándote problemas en la vida, la base de la tensión, la causa del odio, el insomnio, la ansiedad, y todo tipo de problemas psicosomáticos. Cuando intentas traes nuevamente el triángulo, nuevamente desaparece. Es remplazado por imágenes psicológicas más profundas, porque en la mente subconsciente hay también profundidades y capas. Tendrás que comprender estas capas subconscientes, y habrá momentos en la meditación en que verás visiones, tanto buenas como malas.

Desgraciadamente, en ausencia de este conocimiento, puedes tomar estas visiones como lo que es llamado entidades astrales. Quizás pienses que fantasmas o ángeles vinieron a ti, pero nada viene del exterior; todo emerge desde dentro. Todo ha estallado desde el interior. Tu conciencia es todo. No hay nada más allá de ella. Todo lo que ves en los estados más profundos de la meditación, es una manifestación de diferentes, complejas, desconocidas e invisibles capas de tu personalidad, las cuales, quizás nunca conocerás mediante ningún método de psicoanálisis.
Quizás veas experiencias de tu infancia que has olvidado y aunque sean insignificantes, están causándote problemas. Esto puede aparecer en forma de explosiones, imágenes demoníacas o expresiones divinas. Estas son imágenes subliminales o samskaras, como son llamadas en yoga. Ellas aparecen y se agotan a sí mismas, una detrás de la otra. Pero esto sólo es posible si tratas de dar lugar a una concentración, consolidación o cristalización de tu conciencia.

YOGA, EL CAMINO DE LA AUTO-PURIFICACIÓN

El asunto de la meditación, entonces, no es para nada difícil. Esta dividido en dos etapas. La primera es la negación, y la segunda es lo que yo llamo expansión de la conciencia. En este proceso ustedes tendrán muchas experiencias y mucha confusión mental. Verán su subconsciente y muchas memorias del pasado retornarán. Si creen en la reencarnación, incluso puede que retornen a vidas pasadas, pero esto no es posible para todos.
De este modo, a través del yoga y la meditación entrarán en los diferentes sectores de sus vidas, y tratarán de limpiarlos a todos, uno a uno. Una vez que te has limpiado a ti mismo por dentro, podrás tomar el camino espiritual. Podrás ir con un guru y pedirle que te inicie. Quizás en ese momento él te toque la frente y tú alcances el samadhi. Yo no digo que el samadhi no esté allí. Existe un estado espiritual, existe la supraconciencia.


Es posible alcanzar el samadhi y tener aún más altas experiencias, pero para ello debemos capacitarnos. Ypara ello debemos practicar yoga.
El yoga no es el fin, es el medio, el proceso. Las antiguas escrituras dicen que es un método de auto-purificación. Con las medicinas se curan las enfermedades, con la comida se purifica el cuerpo, pero con el yoga se purifica el cuerpo y la mente. La mente en todas sus dimensiones: conciente, subconsciente e inconciente; todos los niveles de la personalidad son limpiados. Cuando todo está en calma y tranquilo, cuando los samskaras y karmas se han agotado, y no existe más la aflicción, entonces puedes ir hacia el más elevado camino espiritual, pero no antes. Aunque el propósito de tu vida debería ser alcanzar la realización espiritual, nunca deberías buscar ese camino elevado hasta que hayas alcanzado la salud de la mente, y los errores, confusiones, y el pandemonio de la personalidad haya sido completamente calmado.


YOGA INTEGRAL

Es por esta razón que se practica el karma yoga. La meditación por si misma no es suficiente. A través de la meditación limpias tu cuerpo, tu mente y tu conciencia, pero otra vez tus karmas acumulan impresiones. Tu personalidad emocional se confunde, y nuevamente el pensamiento se torna erróneo. Es como limpiar una habitación y luego poner el contenedor de basura dentro. De la misma manera, estás intentando limpiar tu personalidad de basura, tensiones y aflicciones, pero lo que sucede es que los karmas y samskaras que limpias por un lado, están reingresando por otro.
Esta es la razón por la que un yogui que practica meditación debe también practicar karma yoga, bhakti yoga y jnana yoga. Através del karma yoga detienes los samskaras, detienes el efecto de los karmas que van al corazón profundo de tu personalidad. Hay un arte para detenerlos, y está descrito en el Bhagavad Gita. Deberían estudiarlo. Luego llega la práctica del jnana yoga. Aquí tienes que comprender que tú eres conciencia, que la luz está en ti, que no eres este cuerpo, que no eres los sentidos. Este tipo de entendimiento debe ser alcanzado para que la mente no quede apegada a las cosas. Intentar atacar los samskaras desde la raíz corregirá las cosas. De esta forma las tensiones emocionales, las tensiones nacidas del karma, el pensamiento equivocado, será detenido paralelamente a la meditación.


Hay cientos y miles de personas a lo ancho del mundo que practican meditación pero no están contentas con el resultado porque creen que la meditación por si misma debería resolver sus problemas. Sin embargo, por favor recuerden que la meditación debe practicarse conjuntamente con otras formas de yoga. Jnana yoga, bhakti yoga y karma yoga son también muy necesarios.

Fuente: revista "Darshan"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...