"La ciencia del Yoga no ofrece ninguna nueva religión, ofrece una metodología. A través de ella puedes entenderte mejor en todos tus niveles, incluyendo tu bienestar físico, tus acciones, tu proceso mental, emociones y deseos. Además comprenderás cómo te relacionas con el mundo. Esta ciencia crea un puente entre las condiciones internas y externas de la vida. El yoga es una forma de mejorarte a ti mismo, de entender tus estados internos". - Swami Rama

domingo, 19 de agosto de 2012

METODOLOGÍA DEL YOGA por Swami Asuri Kapila - part 4

El cuerpo físico es para el yogui un maravilloso instrumento que él sabe dirigir a voluntad, haciéndole realizar todo lo que su poderosa mente anhela, y que le permite obtener las más sutiles vibraciones del Espíritu.


DHANURA, en sánscrito, significa “arco”, porque, cuando se ejecuta, tiene todo el aspecto de un arco.
TÉCNICA. – Recostarse en el suelo en posición ventral manteniendo los brazos bien extendidos a lo largo del cuerpo y evitando la más mínima contracción muscular. Flexionar después lentamente las piernas sobre los muslos y levantar los brazos hasta que las manos puedan asir los tobillos.
Contrayendo los músculos de los brazos, atraer las piernas en dirección a la cabeza, al tiempo que se levantan del suelo, en lo posible, los muslos y el pecho, echando la cabeza hacia atrás.

Llegados a esta postura,  inspirar lentamente contando, como siempre mentalmente, hasta 7, retener el aliento por igual espacio de tiempo y luego espirar lentamente.
Volver, en fin, a la posición primitiva, bajando lentamente piernas, brazos y pecho.
Esta Asana puede repetirse tres veces, cuidando no realizarla NUNCA con el estómago lleno. Si se quiere puede efectuarse junto con otras Asanas.

RESULTADOS. – Los efectos benéficos de la DHANURASANA pueden ser resumidos así:
1º) – Aumento de la tonicidad de todos los órganos abdominales; debido al hecho de descansar todo el cuerpo sobre el vientre, la inspiración y las espiración permiten efectuar un verdadero masaje endoabdominal.
2º) – Como consecuencia de la aumentada tonicidad del intestino y de los órganos, van poco a poco despareciendo el estreñimiento, las hepatitis debidas a diversas causas, las colecistitis y calculosis de la vesícula y las ectasias y ptosis gástricas.
3º) – Aumento de la elasticidad de la columna vertebral y mayor amplitud de los movimientos articulares de las vértebras.
4º) – Como consecuencia, se van corrigiendo gradualmente las deformaciones de la columna, como cifosis, escoliosis y lordosis.
5º) – Aumento del tono de los músculos de los brazos, de los muslos, de los extensores del cuello y especialmente de todos los de la pared abdominal.
6º) – Oxidación de las grasas de los diversos depósitos orgánicos y especialmente del panículo adiposo subcutáneo de la pared abdominal.
7º) – La practica diaria de la DHANURASANA, en fin, acompañada de una alimentación racional, restablece el perfecto equilibrio de las funciones gastrointestinales y, por consiguiente, un normal metabolismo celular.

GLOSARIO
72 – DHANURASANA – de DHANURA, que significa “arco”, y ASANA, que significa “postura”.
“Postura del arco”.

SAVASANA
La sexta Asana que describiremos tiene el nombre de SAVASANA (73) y puede ser practicada, o después de un intenso trabajo, físico o mental, o al terminar otras Asanas, pues ésta es conocida como la “postura de la revitalización”.

TÉCNICA. – Acostarse en el suelo, en posición dorsal, manteniendo las piernas juntas, los talones también juntos, pero los dedos gruesos separados de los demás dedos de los pies, los brazos naturalmente extendidos a los lados del cuerpo. Estando en esta posición, que es la de un absoluto descanso, cerrar los ojos y empezar a respirar lentamente, relajando completamente todos los músculos del cuerpo. Es interesante observar que le proceso de relajamiento de los músculos no debe ser general en un mismo tiempo, sino que es preciso empezar con el relajamiento de los músculos de las piernas, para luego proceder sucesivamente al relajamiento de los músculos abdominales, toráxicos, de los brazos, del cuello y del rostro. No es fácil realizar estos sucesivos relajamientos, pero, con la práctica se podrá llegar a obtenerlos. Se debe realizar esta Asana con los ojos cerrados, siendo muy importante que el relajamiento empiece por lo dedos de los pies para terminar por los músculos faciales, no debiendo procederse a relajar una zona de músculos, antes de haber obtenido el perfecto relajamiento de todas las precedentes. Los que llegan a practicarla debidamente notan que consiguen
hasta dar un relajamiento o descanso a la actividad respiratoria, cardiaca y mental.
Los que deseen practicarla para fines elevados, deberán repetir el relajamiento de los músculos, continuamente el místico monosílabo OM, pensando en el Espíritu, meditando también sobre la calma, la serenidad y la pureza de pensamiento y actos. No dormirse, continuando en la meditación durante
quince minutos por lo menos, que puede ser progresivamente aumentado hasta sesenta minutos. Es muy aconsejable practicar esta Asana tres veces al día: mañana, MEDIODÍA y noche.

RESULTADOS. – Los efectos benéficos de la SAVASANA pueden ser resumidos como sigue:
I.- Devuelve al cuerpo, cansado por cualquier especie de actividad, una benéfica energía y estado de serenidad a la mente.
II.- Practicada con alguna persistencia, realiza una recuperación de energía muy considerable, y practicada después de otras Asanas, durante las cuales el mayor desgaste causa un metabolismo más activo, la SAVASANA proporciona a todos los tejidos un verdadero baño de sangre, francamente oxigenada, por la mayor facilidad en la distribución sanguínea periférica y por consiguiente, facilita la reposición del estado energético normal.
III.- Siendo también la SAVASANA la aplicación de la “ley del menor esfuerzo”, continuamente usada por la Naturaleza, enseña al hombre a practicar en beneficio de su propio organismo, este “culto del descanso” entre dos series de esfuerzos, dando así oportunidad a los diversos órganos de recuperarse por auto-reorganización, lo que constituye una de las enseñanzas más importantes de la Yoga.
IV.- Este ternario activo que compone la actividad humana, o sea, respiración, circulación y mentalización, no solamente se reorganiza por la SAVASANA, sino que sus reales lazos y mutuas reacciones naturales, se hacen cada vez más efectivas y perfectas. Así, por ejemplo, los que lleguen a poder relajar, progresivamente, el plexo solar, llegarán con eso a un progresivo control del sistema nervioso, lo que les permitirá manejar voluntariamente sus emociones y también recargar las baterías psíquicas.
V.- Como esta Asana combina, a la vez, postura y meditación, su práctica dará, progresivamente, no sólo un estado de salud física más estable, sino también, un profundo bienestar, tranquilidad, calma, una verdadera paz. Y por eso se recomienda tanto al estudiante que utilice la SAVASANA para meditar sobre la PAZ.

Finalmente, comentaremos que, si la SAVASANA, se denomina también “postura del cierre”, es porque se practica siempre al finalizar los demás ejercicios. Se le llama también “postura de los tres tiempos”, por los 3 períodos del día en que es realizada con más utilidad. Daremos, ahora, el más
importante significado de su nombre.
SAVA significa, en sánscrito, “extracción o expresión del zumo del  SOMA” y por eso la postura SAVA-SANA es llamada “de la revitalización”, pues si por una parte Soma significa Luna, también se designa con esta palabra a la bebida sagrada usada en muchos Templos y Misterios para obtener un estado de éxtasis. Soma también se emplea para designar a la materia densa con una asociación de humedad, capaz de producir vida bajo la acción del calor. La planta de la cual se obtenía la bebida sagrada es conocida con los nombres de “Asclepias ácida” o “Scrcostema viminalis”, aún cuando cierta fuentes dan, como origen, otra planta, llamada Nyagradha, y que crece en la región de Poona (India).
El Soma constituye para el Iniciado de la India el misterio máximo, pues se le otorgan las cualidades de conferir el poder de la inspiración, de la clarividencia, y es, místicamente hablando, bajo todos los conceptos, lo mismo que la Cena Eucarística, ocultamente comprendida. Por eso, aún cuando el secreto del Soma parece perdido para los no verdaderamente iniciados, resumiremos algo de lo que sobre él se encuentra en la literatura sagrada.
Se consideraba al Soma como una bebida sagrada para ser ofrecida a los dioses y era reverenciado como uno de los más elevados medios de sacrificio y causa de éxtasis divinos. Fue hasta deificado y llegó a obtener un lugar de destaque en la mitología védica, pues una gran parte del RIG-VEDA, compuesta de más de cien libros, le está dedicada. Se describe allí al Soma, no sólo como bebida sagrada, sino como siendo también, la divinidad de la lluvia, que da salud, sabiduría e inmortalidad, habiendo himnos en los cuales se le menciona como divinidad lunar, o representando a la Luna. Para el ceremonial religioso, se obtenía el Soma exprimiendo la planta ya citada, en tres ocasiones: una en las primeras horas de la mañana, otra al mediodía y la última por la noche. El color del Soma es descrito como siendo claro, opalino, exactamente como el color de la Luna.
Hay, ciertamente, entre las propiedades del Soma y la SAVASANA, que significa “la extracción del zumo”, una misteriosa relación que no escapará a aquellos que sepan meditar sobre ambas cosas y sobre la extraordinaria ley de la auto-reorganización, por la aplicación de la ley del menor esfuerzo, del descanso creador, que hace que el árbol florezca, rejuvenecido, en cada primavera y fructifique con nuevos bríos en cada verano, así como nuestro Padre Sol se reorganiza a sí mismo. Los ojos del espíritu ven cumplirse esta ley de toda la Naturaleza, aunque, hasta ahora, comúnmente, sólo es posible observarla en ciertos hechos.
La relajación es un factor muy importante, y no sólo en los ejercicios musculares; pues meditando sobre la maravillosa creación de nuestro cuerpo y sobre su mecanismo interno, nos formularemos la pregunta; ¿puede el hombre igualar a la maravillosa Naturaleza y crear un simple órgano de su cuerpo o un átomo de una simple célula?

Meditemos, entrando en un profundo silencio, para que, en él, se nos revele algo de este misterio máximo de la Creación: el cuerpo del hombre, por gracia del Altísimo. Que la Paz Serena y Eterna, que está constantemente en el corazón del Maestro, esté también en el nuestro, para obtener la salud del
cuerpo, la paz del cima y la unión de todos los corazones que rebosan de amor paternal en una misma afinidad espiritual.
A U M

GLOSARIO:
73 – SAVASANA. – Postura de la extracción del Soma.

PASCHIMOTTANASANA.
La séptima Asana lleva el nombre de Paschimottasana (74).
Técnica. – Sentarse en el suelo con las piernas estiradas y rígidas; después, espirar profundamente y, flexionando lentamente el tronco hacia delante, agarrar con los pulgares, índices y dedos medios de las manos, los dedos gordos de los pies, al mismo tiempo que la frente llega a tocar las rodillas.
Quedarse en esta posición, algunos segundos y después volver, siempre lentamente, a la posición de partida. Hay que retener el aliento durante todo el ejercicio, y sólo después de haber retornado a la posición primitiva se empieza nuevamente a respirar.
La Paschimottasana puede practicarse, al comienzo, durante 5 minutos y después, aumentando el tiempo progresivamente, de un minuto por día, llegamos hasta un máximum de 10 minutos. Para facilitar la flexión del tronco se recomienda contraer los músculos abdominales hasta que el vientre esté lo más que se pueda hundido y realizar la flexión del tronco lentamente para evitar la brusca distensión de los músculos y tendones que se ponen en acción al realizar la Paschimottasana.

Nunca hay que olvidar que la finalidad que se proponen conseguir los Yoguis al realizar las Asanas es la de obtener un máximum de beneficios corporales, simultáneamente con los mentales y espirituales, mediante un mínimum de esfuerzo físico, y por eso que todos os movimientos deben ser efectuados lentamente y sin esfuerzo.
Las personas jóvenes, cuyas articulaciones dorsales, debido a su edad, son bastante elásticas, pueden, al primer intento, tocar con la frente las rodillas; pero en cambio, las personas de mayor edad, cuyas articulaciones dorsales son, lógicamente, debido a la falta de ejercicio, menos elásticas, encontrarán
mayor dificultad en la realización de esta Asana.
Por otra parte, también las personas obesas encontrarán, al comienzo, mucha dificultad en la flexión del tronco; pero, a medida que, con el ejercicio, la gordura en exceso se va quemando y los movimientos articulares se hacen más amplios, podrán realizar esta Asana con mayor facilidad para llegar a su perfecta ejecución. A todos aquellos que, por falta de elasticidad, obesidad, etc., no pueden llegar a completar la perfecta realización de la Paschimottasana, recomendamos que, al comienzo realicen media postura, es decir: flexionar el tronco y agarrar el dedo grueso del pie con la mano correspondiente, pudiendo alternar el ejercicio a la derecha y a la izquierda.
Cuando después de cierto tiempo las articulaciones se hayan hecho más elásticas, podrán realizar toda la Asana.

Resultados. – Los efectos benéficos de la Paschimottasana pueden ser resumidos así:
1) Activación de la corriente fluídica por el llamado Shushuma Nadi (75).
2) Activación del “fuego gástrico”, lo que permite intensificar y armonizar las funciones digestivas.
3) Aumento del “tono” del hígado y bazo. Todos sabemos que el sol nos inunda con su calor, luz y color y que es la fuente de nuestra vida. Nuestro cuerpo vive absorbiendo energía solar, y una de las funciones de la parte etérica del bazo es precisamente absorber esta energía y transformándola, individualizarla en vida humana. La fuerza vital, invisible a nuestros ojos físicos, pero perfectamente visible para los yoguis y los videntes, se manifiesta como una infinidad de partículas etéricas en continuas vibraciones que, al ser absorbidas por el bazo adquieren un color rosado pálido y, una vez penetradas en el cuerpo, son canalizadas en todas direcciones. En un hombre sano, el bazo funciona activamente y la fuerza vital puede ser completamente individualizada y ser irradiada en todas direcciones; en caso contrario, esta función no se cumple completamente y, como consecuencia el organismo sufre por debilitamiento o carencia de esta fuerza vital. La Paschimottasana activa el primer proceso y permite así todas las disfunciones del bazo y el hígado.
4) Oxidación del exceso de grasas en los diversos depósitos orgánicos, especialmente en el vientre.
5) Aumento del tono y de la elasticidad de todos los músculos que entran en acción: los abdominales, los de la columna vertebral, los de los muslos, de las piernas y de los brazos y, por lo tanto, aumento de la circulación sanguínea.
6) Tonificación de los músculos lisos de la pared intestinal con el consiguiente aumento de los movimientos peristálticos y desaparición gradual del estreñimiento.
7) Aumento de la actividad de la glándula tiroides y tonificación de los músculos del cuello, con la consiguiente desaparición gradual de las arrugas de la piel del cuello, especialmente en las mujeres.
8) Cura de las inflamaciones del hígado y de las gastritis debido a hiperclorhidria.
9) Cura del lumbago y de los dolores reumáticos debido a mala circulación de la sangre en las regiones afectadas.
10) Cura de las hemorroides, enfermedad muy difundida en los tiempos modernos, debido a la defectuosa alimentación y a las condiciones antinaturales de nuestra existencia.
11) Tonificación del plexo solar, de la próstata y de todos los otros órganos estimulados por la Paschimottasana.

Esta Asana es practicada muy frecuentemente por los Asana Yogui y los Hatha Yogui de la India debido a los grandes beneficios de hemos descripto Y, frente a tantos beneficios, no podemos dejar de agradecer infinitamente a los Santos Gurúes que nos han transmitido tanta Sabiduría.
Paz para todos los seres.
AUM

GLOSARIO
75 Shushuma. – Nombre dado a una corriente fluídica que se establece entre el corazón y el Brahmarandhra o vértice de la cabeza, que es también llamado por los Brahma o Sandhi y que pasa entre Ida y Pingala. Ida: corriente nerviosa que circula en la parte izquierda del cuerpo, llega hasta la ventanilla izquierda de la nariz y provoca la correspondiente respiración, negativa, femenina, llamada en términos yoguísticos respiración lunar; corriente que va desde la planta del pie izquierdo hasta el Loto de mil pétalos (Sahasrara) canalizada por el nervio simpático izquierdo. Pingala: corriente nerviosa que circula en la parte derecha del cuerpo, llega hasta la ventanilla derecha de la nariz y provoca la correspondiente respiración, positiva, masculina, llamada respiración solar; corriente que va desde la planta del pie derecho hasta el Sahasrara, canalizada por el nervio simpático derecho. Se le da el nombre de Suschumna a la médula espinal y a todas sus ramificaciones nerviosas motoras y sensoriales. Algunos Tantrikus (Iniciados de una escuela secreta oriental) localizan el Suschumna en la línea central de la médula oblongada y también en el corazón. La antigua escuela Trans-Himalayana de antiguos Rajas-Yoguis llamada Taraka Raja Yoga localiza el Suschumna en el canal
central de la médula espinal y Pingala e Ida en las partes laterales internas de dicho canal.
Como Pingala, la corriente del lado derecho, es brillante y refulgente como un gran círculo de fuego o Sol, se le denomina también Vehículo de los Dioses. Suschumna, Ida y Pingala constituyen la clave del máximo poder yoguístico y su perfecto conocimiento y activación otorgan al hombre maravillosos poderes. Únicamente un Maestro de Sabiduría podrá revelar esta clave al discípulo después de que haya pasado por muchas pruebas y aprendizajes.

JANUSIRASANA
La octava Asana que vamos a estudiar se llama JANUSIRASANA o “postura de la cabeza y rodilla” porque son estas partes del cuerpo las que desempeñan el principal papel.

Técnica. – Sentarse, como de costumbre en el suelo; doblar la pierna izquierda y, con el talón, presionar suavemente la región de la ingle derecha al mismo tiempo que se mantiene extendida por el suelo la pierna derecha. Agarrar, luego, el pie con ambas manos, exhalar el aliento y hundir suavemente el vientre al mismo tiempo que se baja la cabeza hasta que llegue a tocar con la frente la rodilla derecha. Quedarse en esta posición durante 5 o 10 segundos en los primeros tiempos hasta llegar, mediante aumentos progresivos a 27 minutos. Recomendamos a nuestros lectores que observen rigurosamente el aumento gradual del tiempo, porque la falta de esta indicación, podría producir serios trastornos.
Después de haberse quedado por el tiempo indicado en dicha posición, levantar lentamente la cabeza hasta volver a la posición primitiva, descansar algunos minutos y luego repetir el ejercicio, seis o siete veces, siempre intercalando los pequeños ascensos mencionados.
La JANUSIRASANA puede ser practicada o en la forma anteriormente dicha, o doblando la pierna derecha en vez de la izquierda. Además de retener el aliento durante todo el tiempo posible, pensar que la energía sexual está fluyendo hacia el cerebro transformada en energía vivificadora, regeneradora y creadora.
Los que practican la JANUSIRASANA encontrarán mayor facilidad en la realización de la PASCHIMOTTASANA.

Resultados. – Los efectos benéficos de esta Asana pueden ser resumidos como sigue:
1) Aumento del “fuego digestivo”, con la consiguiente normalización de las funciones digestivas.
2) Estimulación del Plexo Solar o “Surya Chacra” (Surya-Sol, Chacra-Plexo).
3) Transformación de la energía sexual en energía psíquica, permitiendo así emisiones por parte del cerebro de más sutiles radiaciones y mayor felicidad en la práctica del Brahmacharia, o sea, una mayor castidad.
4) Desaparición de todos los disturbios funcionales de los órganos genitales– urinarios, pero no de las enfermedades de estos órganos, en cuyo caso no se debe practicar esta Asana y sí consultar un médico.
5) Aumento de las energías vitales con el consiguiente estado de euforia y aumento del dinamismo físico y psíquico, desapareciendo así aquel estado que eventualmente podría existir de debilidad general y falta de voluntad conocido vulgarmente con la palabra de “haraganería”.
6) Mayor aflujo de sangre en los órganos pélvicos y abdominales y la consiguiente desaparición de cólicos, inflamaciones intestinales, etc.
7) Kundalini se despierta y sus energías comienzan a ser irradiadas en todo el organismo.
8) Aumento del tono muscular en las piernas, brazos y otros músculos que entran en acción.

Deseamos a todos los lectores y a los discípulos nuestros, que puedan recoger también en esta Asana buenos como los han obtenido en la recolección de las precedentes Asanas.
Siendo la finalidad que tuvimos al iniciar este Curso Progresivo de Yoga la de que nuestros lectores pudieran gozar de una perfecta salud física y mental, con la consiguiente agilidad en el cuerpo y en la mente, es decir, un verdadero estado de equilibrio, publicaremos, a pedido de varios lectores, todo lo que sea posible sobre el rejuvenecimiento del cuerpo físico obtenido por los Yoguis de la India mediante el empleo de sus métodos secretos.
Los lectores podrán así comprender las razones del verdadero rejuvenecimiento de aquella persona cuyo caso fue expuesto en el artículo “Curioso caso de rejuvenecimiento”.
Aquellos que deseen realizar, conjuntamente con las Asanas, todas las prácticas que iremos exponiendo, podrán obtener así verdaderamente extraordinarios beneficios, pero es necesario advertir que, es preciso que se tenga paciencia, fe, constancia y método, tanto en el estudio, como en la
meditación y práctica de todo lo que se publique. Además, todos los estudiantes de yoga podrán encontrar también “algo” de lo que han buscado siempre, es decir, la revelación de la Verdadera Ciencia del Espíritu; y aseguramos tal cosa porque nos fundamos en largos años de experiencia y
observaciones personales y, personalmente, en los valiosísimos consejos y realizaciones de aquellos venerables Gurúes que SABEN. Existen prácticas especiales, muy celosamente, guardadas por los Yoguis, que permiten devolver el vigor físico-mental a una persona de 70 años, completamente
envejecida y debilitada, y darle la apariencia de una persona de 40 años, pudiéndose observar una completa regeneración de los tejidos en general y de los musculares en particular, el establecimiento del metabolismo fisiológico, la corrección de algunos defectos físicos, la recuperación de la agilidad corporal, etc. Estas enseñanzas van dedicadas a todas aquellos que deseen llevar una vida sana; a todos los que sintiendo el peso inexorable de los años sobre las espaldas, deseen realizar todavía algo útil para los demás; y van también para aquellos que, “cansados de aprender, desean, por fin, saber”, y, por lo tanto realizar. Especialmente las mujeres, sin las cuales el mundo carecería de poesía, belleza, ternura y amor, serán las que podrán sacar ventajas valiosísimas, ya que la misión de la mujer es la de embellecer la vida del hombre, hacerlo más bueno, despertarle el sagrado fuego del amor, para que culmine la realización de aquel Sagrado Ternario: Padre – Madre – Hijo, divinidad en el hombre y símbolos de la Vida Inmortal. Ellas podrán encontrar en estas enseñanzas una verdadera clave para mantener sus cuerpos siempre flexibles, frescos, juveniles y tersos, poniendo así un freno al desgaste físico, a despecho de aquel inexorable tirano llamado Edad. Los encantos femeninos deben ser uno de los factores primordiales en la vida de las mujeres, ya que la eterna primavera encanta mucho más que un invierno frío, triste y lluvioso.
Mantener la frescura, la hermosura y la juventud del cuerpo es un deber, una necesidad, una ley sagrada. Donde hay salud. Juventud, belleza, hay alegría y felicidad. ¡Cuántos hogares han sido destruidos por el completo abandono de uno de los cónyuges, causado éste por la desilusión! En los primeros años de casamiento todo parecía alegría, fuerza, agilidad; ella lucía siempre una delicada silueta que encantaba, él hacía alarde también de su fuerza y agilidad.
Pasan algunos años, empieza ella a engordar perdiendo, por lo tanto, la silueta que tiempos atrás fue admiración de todos, se hace pesada, ya no quiere pasear, come en exceso, y él, perdiendo la ilusión, empieza a distanciarse. Por su parte, él cultiva el abdomen, que cada vez se hace más voluminoso, come mucho, bebe en exceso, está aburrido y desilusionado, descansa en el sillón, no hace más largos paseos. ¿Resultado? Roto el encanto. Si uno de los cónyuges ha tenido la fuerza de voluntad y la constancia de mantenerse siempre juvenil por un ideal y el conocimiento de ciertas prácticas aprendidas sobre Naturismo, etc., y ve que el compañero o la compañera, según el caso, ha quedado atrás en el camino, abandonando la lucha, entonces buscará, irremisiblemente, en otra persona aquel ideal forjado.
Resultado: desesperación, tristeza, lágrimas, separación y divorcio, cuando no termina en tragedia que repercutirá sobre los inocentes hijos. El peligro es mayor cuando la mujer posee en su juventud belleza pero no inteligencia, y el hombre está atraído únicamente por su hermosura, porque el día que la pierde no queda nada que pueda constituir un atractivo o encanto.
En cambio, la mujer que es hermosa en su juventud, inteligente y espiritual no temerá; el peligro es menor, pues los años no harán efecto en ella debido a que su inteligencia, que es como un poderoso imán, sabrá retener al compañero.
Todo lo que hemos descrito podría subsanarse con un poco de buena voluntad para evitar el desgaste demasiado rápido de la juventud y la desaparición de la belleza, delicadeza y hermosura.
PAZ A TODOS LOS SERES
A U M

Llegados a este punto en nuestro “Curso progresivo de Yoga”, antes de seguir adelante con la publicación de otras Asanas, deseamos dar a nuestros lectores algunos consejos que creemos serán de gran utilidad para aquellos que deseen dedicarse al estudio y a la práctica de Yoga.
Estos consejos permitirán suavizar el camino a recorrer, facilitando así la tarea y eliminando en lo posible algunas espinas que todo camino de realización trae aparejado. Como ya los lectores han podido constatar estudiando las Asanas publicadas, éstas permiten cuando son perfecta y constantemente practicadas, curar determinadas enfermedades y, en caso que no las haya, tonificar todo el organismo y hacerlo volver, así, a aquel estado de equilibrio dinámico al que damos el nombre de SALUD.
Aunque las Asanas obran sobre todo el organismo, cada una es particularmente indicada para una determinada enfermedad o para un determinado estado mórbido, como ya se dijo en las Asanas publicadas.
Aquellos, pues, que estuvieron, por acaso, afectados por alguna enfermedad, harán bien en no practicar indistintamente todas las Asanas, sino practicar prevalentemente aquella o aquellas que son más indicadas para la enfermedad que los aflige.
Para que los lectores tengan una visión de conjunto sobre las enfermedades que pueden ser curadas mediante la práctica de las Asanas, haremos aquí un cuadro sintético de ellas.
Aparte del hecho de que las Asanas obran, como hemos dicho, sobre todo el organismo, y de que proporcionan un perfecto estado de salud y, por consiguiente, el estado juvenil, la extraordinaria “vitalidad” o poder de resistencia y defensa del organismo y la hermosura inherente a él, hay enfermedades físico-anímico-mentales influenciables por las Asanas que podemos resumir así:

Todas las enfermedades del sistema nervioso central y periférico.
Todas las enfermedades del sistema cardiovascular.
Todas las enfermedades del sistema respiratorio, como rinitis, tuberculosis, asma, etc.
Enfermedades del sistema digestivo, como piorrea, gastritis, hepatitis, del bazo, estreñimiento, disentería, hemorroides, etc.
Enfermedades del sistema uro-genital, como nefritis, pielitis, cistitis, uretritis, gonocócica, espermatorrea, dismenorrea, leucorrea, impotencia, esterilidad, etc.
Enfermedades del intercambio nutricional como diabetes, gota, artritismo, etc.
Algunas enfermedades infecciosas crónicas como lepra, sífilis, tuberculosis cutánea, etc., teniendo presente que las Asanas están contraindicadas en las enfermedades infecciosas agudas febriles.
Sistema de locomoción: deformaciones de la columna vertebral, piernas, brazos, etc.
Enfermedades de los ojos, oídos, cutis, etc.
Las Asanas facilitan, en fin, la sublimación del sexo y otras actividades mentales y espirituales, como el estudio, la meditación o concentración y la contemplación.

Como nuestros lectores pueden constatar si las Asanas no constituyen toda la terapéutica en el campo de la patología humana sobre el cual obrar es vastísimo y, por lo consiguiente pueden ser consideradas como uno de los más importantes, si no el más importante, de los factores terapéuticos que andan en perfecta armonía con las sabias leyes de la naturaleza.
Y una vez más tenemos la oportunidad de constatar como aquellos sabios Gurúes, que conocían profundamente las leyes de la Naturaleza, basándose sobre este conocimiento, han creado todo ese maravilloso sistema terapéutico, que es una aplicación muy sabia de ellas.
Otro consejo de suma importancia para aquellos que se dedican al estudio y práctica de las Asanas, así como de otras Yogas, es el de desear que nuestros lectores procedan a la composición de un “Diario Espiritual”, para poder permitir el constante control de los progresos obtenidos, y para poder obrar más dónde todavía no se ha progresado bastante.
Este “Diario Espiritual”, esquemático (y que puede ser eventualmente modificado o completado), podría contener las siguientes preguntas, a las cuales el discípulo tendría que contestar con la más absoluta sinceridad y exactitud:

¿A qué hora se levanta de la cama, de mañana?
¿Cuántas veces practicó el ayuno durante el mes?
¿Son normales las funciones intestinales?
¿En qué consiste su acostumbrada alimentación?
¿Qué cantidad de frutas, vegetales y leche comió durante el mes?
¿Cuántas veces, si es soltero, malgastó sus fuerzas sexuales durante el mes?
¿Cuánto tiempo es capaz de ser casto sin esfuerzo?
¿Cuántas veces se enojó durante el día, perdió su serenidad y por qué?
¿Cuántas veces hizo la caridad durante el mes?
¿Cuántas mentiras dijo o fue obligado a decir durante el día?
¿A cuántas personas criticó durante el día?
¿Cuántos malos pensamientos tuvo durante el día?
¿Cuántas veces envió buenos pensamientos a otros durante el día?
¿Cuántas horas malgastó en charlas vanas en compañía de amigos?
¿Cuánto tiempo es capaz de quedarse callado?
¿Frecuenta la compañía de personas sabias?
¿Cuánto tiempo dedica a la meditación?

Todas estas preguntas deberán ser constadas diariamente, anotando la fecha y la hora. Al terminar el mes, haciendo un examen general de las contestaciones anotadas, se podrá poner en evidencia los progresos realizados.
Ese “Diario Espiritual”, aunque parezca innecesario será, sin embargo, de gran utilidad y ayuda, porque permite conocer los lentos pero seguros progresos alcanzados y las fallas que necesitan ser corregidas y, poco a poco, eliminarlas. Hacemos votos para que vosotros sigais progresando cada vez
más en el áspero sendero de la ascensión espiritual, puedan hacer vibrar su alma al unísono con el Amor Universal y obtener que la suave Paz que constantemente reina en el Maestro, pueda también lentamente establecerse en su Mente y en su Corazón.
Solamente cuando hayamos obtenido esta divina Paz en nosotros mismos, es que podremos irradiarla a nuestros semejantes.

Fuente: revista "La Iniciación".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...